El Pedregal de San Ángel, sobreviviente del siglo XX


El primer fin de semana de marzo de 2014, Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México AC (FUNDARQMX) y el Centro Cultural del Pedregal llevaron a cabo una interesante jornada de conferencias y visitas al interior de cuatro casas de El Pedregal de San Ángel.

El objetivo fue promover la historia del lugar, para crear más conciencia del sitio y propiciar que, no sólo los colonos sino el público en general, se interesen en conservar el patrimonio arquitectónico y urbano, cuya fundación data de mediados del siglo pasado.

El sábado 1 de marzo, las conferencias dieron inicio con la historia geológica del Pedregal, presentado por el Ing. Ricardo Sánchez-Bringas, quien nos narró la génesis del sitio, haciendo énfasis en los volcanes, principalmente el Xitle, a quien debemos la particularísima lava petrificada que da nombre a la zona y la envuelve en un ecosistema de original belleza que cubre más de 80 km2 llegando a tres distintas delegaciones: Tlalpan, Magdalena Contreras y Álvaro Obregón.




También tuvimos la suerte de admirar las fotografías de la Fundación Armando Salas Portugal que nos compartió Armando Salas Peralta -hijo del reconocido fotógrafo-, a quien Luis Barragán asignó la zona del Pedregal para documentarla y recordarla. Las fotos, que a lo largo del proyecto y construcción del desarrollo realizó Salas Portugal, fueron comentadas por el Ing. Antonio Canales, quien amablemente nos platicó sobre su experiencia como ayudante de Barragán de 1949 a 1955.


La zona del Pedregal de San Ángel estaba pensada como un lugar residencial de descanso, con enormes predios (de entre 2,000 y 4,000 m2) para construir en ellos casas de estilo moderno y funcionalista, rodeadas de naturaleza, agua y vegetación abundante. Al conjunto urbano se le diseñaron bellísimas fuentes de las que no queda ninguna, rejas, paseos y anchas calles, incluso un vivero. Desafortunadamente nada de esto subsiste más que la escultura que Mathias Goeritz proyectara para identificar la zona con su fauna original: El Animal del Pedregal, un reptil herido hecho de piedra y colocado en uno de los accesos que tuvo el lugar y que hoy es el final de la Avenida De las Fuentes, flanqueado entre edificios ajenos a la vocación prístina de ahora tan adulterado sitio.


La traza y lotificación fue realizada por el urbanista Carlos Contreras por indicación del Arquitecto Luis Barragán, dando lugar a un sitio único en el mundo. Sus calles siguieron con naturalidad la pendiente y el fluir de la lava, delimitando suavemente la nueva topografía a partir de lo existente. Diego Rivera y Gerardo Murillo, Dr. Atl, dieron nombre a las calles retomando los elementos propios de la naturaleza del lugar: fuego, agua, lluvia, nube, etcétera.

Más adelante, el arquitecto Gabriel Ramírez, nos impartió una conferencia sobre la arquitectura moderna de las casas del fraccionamiento, enfatizando la importancia de su historia dado que nos permite saber cómo era la sociedad del México de entonces. Temas como la magia de las casas y su relación con el lugar, la apropiación de usuarios y entorno, así como conceptos que hacen único al Pedregal, fueron explicados con entusiasmo por el arquitecto. El concepto del conjunto; la calidad y cantidad de las casas y su correspondencia con la sociedad, son factores decisivos en la conformación de un espacio que busca convertir el hecho de habitar en un refugio y de circular en un paseo.


Ramírez enriqueció su charla con la comparativa de casas semejantes y contemporáneas del extranjero, y nos presentó algunas de las Case Study Houses norteamericanas en las que se apreciaban los puntos en común de tales construcciones con las de nuestro país, enfatizando la distribución espacial, los recorridos internos y la integración con la naturaleza de las casas que serían visitadas al día siguiente en el recorrido organizado también por FUNDARQMX, guiado por el Arq. Plutarco Barreiro Güemes.

La jornada del sábado cerró con una enriquecedora mesa redonda en la que los participantes: Lic. Roberto Bustamante –descendiente de los desarrolladores-, y los arquitectos Ricardo Martínez de Alba, Plutarco Barreiro Güemes y María Bustamante Harfush (Presidenta de FUNDARQMX), quienes hicieron breves comentarios conclusivos y animosos además de permitir que los oyentes expresaran sus dudas y observaciones al respecto de lo atendido.



Escrito por: Gabriela Sánchez Serrano, quien es arquitecta por la UNAM con Maestría en Diseño Arquitectónico por la misma universidad. Su labor se enfoca en la reflexión, estética, y accesibilidad de la arquitectura, el paisaje y la ciudad desde una perspectiva socioecológica. Es docente en la licenciatura de arquitectura de la Ibero y de la UNAM. Es responsable del departamento de Interiorismo y Desarrollo Cultural en el despacho de paisajistas Espacio-Taller y coordinadora editorial de FUNDARQMX.

© FUNDARQMX 2020