Mapas de bolsillo

Actualizado: 18 ago

**Cynthia Castillo Bejarano ganadora de la Primera Convocatoria para Escritos del Blog FundarqMX**


Tengo la costumbre de guardar los mapas de las ciudades que visito; algunos están maltratados por el uso, mal doblados o con rayones de pluma. Ayer los empecé a ver uno por uno. Tokio, Florencia, Mikonos, San Francisco, Zúrich, Estambul, Berlín, Ulsan, Seúl, Atenas, San Luis Potosí, Durango, Zacatecas, también tengo mapas del metro de Londres, Barcelona, Roma y Ciudad de México. Cuando recorro una ciudad siempre lo traigo conmigo, doblado en la bolsa de atrás del pantalón. Acostumbro a pararme en una esquina y orientar el mapa en la misma posición en la que están las calles.


Ilustración 1. Castillo, C., Mapas de bolsillo, fotografía, 12 febrero 2022.

Aunque hace más de veinte años utilizo mapas para recorrer ciudades, esto no implica que sea una experta para utilizarlos. Mis hermanos no olvidan la vez que se perdieron el cambio de guardia del Palacio de Buckingham en Londres. Con la ayuda de mi mapa, los llevé en sentido contrario.


En 2008, mi hermano que sufre de diabetes y yo visitamos el puente Golden Gate después de haberlo recorrido a pie de ida y vuelta. Revisamos nuestro mapa y él dijo:


─¿Caminamos a la Plaza Ghirardelli?, se ve cerca.


Observé el mapa que sujetaba en sus manos y dije:


─¡Claro! Son como ocho manzanas.


Avanzamos por quince, veinte minutos, una hora. Subimos y bajamos calles y más de ocho manzanas, hasta que finalmente nos encontramos con el edificio de ladrillo:- La fábrica de chocolates. Cuando llegamos, mi hermano no sólo se comió un chocolate de cortesía, sino dos o tres hasta lograr nivelar su glucosa.


Los mapas de bolsillo de una ciudad son una síntesis de la realidad, te muestran fragmentos. Y como las fotografías, al verlas después de muchos años puedes recordar lo que ocurrió en tu visita. Uno de los mapas que más recuerdos me trae es el de Florencia. Me lo dio el anfitrión al llegar a la hospedería aquella noche de septiembre del 2016, después de llegar desde Roma a la estación del tren. Recuerdo recorrer en autobús a toda velocidad las angostas calles de la ciudad toscana, sujetaba la maleta con una mano y con la otra me mantenía estable, abrazada del tubo metálico del autobús.


El anfitrión nos entregó las llaves y una canasta con granolas, galletas, sobres de té y café por ocho euros adicionales. Además, una guía rápida para la visita. Aún están en el mapa los círculos que dibujó con bolígrafo para resaltar el duomo, el campanario y la galería. También están dibujadas unas equis, y junto, escribió algunas recomendaciones que nos hizo para desayunar y comprar: Opera Café, Bar Rubaconte y Super Market donde cada noche hacíamos escala para comprar esas pequeñas galletas italianas en forma de cubo con capas de oblea y de crema de avellana.


Con mis otros mapas, ahora integro este que tiene impreso un logotipo del quiosco del Parque Revolución con el texto “Caminar el Centro Ensenada BC”.


Desde hace más de diez años formó parte de un grupo que promueve el rescate, la conservación y la reactivación del centro histórico de Ensenada, entre las actividades de divulgación dirijo el proyecto cultural “Caminar el Centro Ensenada BC”. Además, co-diseñe su mapa que contiene imágenes antiguas y breves textos de once sitios históricos identificados con iconos sobre la traza del centro. En la primera edición se imprimieron mil ejemplares y desde 2015 se entregan a los asistentes durante los recorridos a pie. Todavía me quedan unos trescientos por distribuir.


Ilustración 2. Mascareño, J., sin título, fotografía, 9 Junio 2016.

Este mapa lo he utilizado más de cien veces al guiar a las personas por las calles del centro histórico de Ensenada. Narro la historia de los edificios antiguos como el Museo de Historia Regional, que antes fue la Cárcel Municipal y originalmente el Cuartel Militar. También habló de los nombres que las calles han tenido en el tiempo como la Gastélum, que antes fuera De la Aduana o Principal. Y mencionó a personajes célebres del centro, como “El Carita” un oficial de tránsito, “La Bolera” esposa del bolero del parque o “Susano Ibarra” asiduo participante de los carnavales. La portada es una fotografía panorámica de la avenida Ruiz y calle Primera (R1). Es una postal digitalizada circa 1938 y pertenece a la colección de André Williams.


Cuando realizo el recorrido como guía, extiendo el mapa en el sitio exacto donde fue capturada esa fotografía, y la comparo con la realidad.





Ilustración 3. Williams, A., Ruiz Ave. Ensenada B.C. Mex, fotografía, circa 1938, fototeca Archivo Histórico de Ensenada.

Aparece un ciclista en traje de baño y el torso desnudo, parece que viene de la playa, y unas señoras en la compradera. Es la vida cotidiana de Ensenada. Unos muchachos atraviesan la R1 con la mirada directa hacia el fotógrafo, quién sabe si la foto era para ellos. Salieron movidos y ¡qué bueno!, es más interesante ver el entorno. El trabajador de la tienda espera a alguien con su sombrero. Además, están un niñito y una señora cruzada de piernas en la entrada del local. En la tienda de la esquina vendían estampillas y funcionó como correo algún tiempo, más bien como buzón del correo. También se vislumbra el Hotel Comercial, entre la calle Segunda y Tercera. Un poco más atrás, del lado izquierdo, al fondo entre la calle Cuarta y Quinta, el mercado Reforma que todavía no se quemaba. Se incendió en la década de los años cincuenta.


He explicado cientos de veces esta imagen, y apenas descubro que es posible leer los anuncios en las fachadas de los edificios: el restaurante chino “Kwong Chou”, la diligencia, los abarrotes “El Indio”. En la esquina de la calle Segunda y avenida Ruiz se lee “edificio Gándara 1934” estilo art decó, ahora es el “Hot Fox”, un table dance que oculta el estilo original con unos elementos arabescos de materiales ligeros en el remate superior del edificio.


En la contraportada del mapa está el plano con la leyenda “Centro Histórico de Ensenada”; alrededor de este, ocho fotografías en blanco y negro fechadas entre 1900 y 1948. El cuartel militar de la compañía fija, el hotel Iturbide, el paseo Hidalgo, la iglesia Purísimo Corazón de María, el palacio municipal, el Teatro Ensenada, el quiosco del parque Revolución y la cantina “Hussong’s”.


Ilustración 4. Mascareño, J., sin título, fotografía, 9 junio 2016.

Los mapas de bolsillo me orientan, me informan y me guían. Algunas personas los desechan una vez realizado el recorrido por alguna ciudad, barrio o sitio de interés. Yo los hago parte de mi colección y de mi acervo cultural.


Este 15 de mayo los ensenadenses vamos a celebrar el aniversario ciento cuarenta de la fundación de la ciudad; por octavo año seré guía y volveré a utilizar el mapa de bolsillo de “Caminar el Centro Ensenada BC” para compartir lo que está y lo que ya no está.


Referencias:

Patronato Centro Histórico de Ensenada. (15 de mayo de 2015). Mapa Caminar el Centro Ensenada BC. Mapa Caminar el Centro Ensenada BC. Ensenada, Baja California, México.




*Cynthia Castillo es originaria de Ensenada Baja California. Arquitecta con Master en Vivienda por la Universidad Politécnica de Cataluña y Maestría en Arquitectura por la Universidad Autónoma de Baja California. Cofundadora de Architectums Taller de Arquitectura. Es caminante de ciudades, dibujante urbana y amante de la naturaleza.


**El presente texto fue seleccionado ganador entre todos los participantes por un jurado multidisciplinar de diez profesionistas vinculados a la arquitectura, literatura, investigación, redacción y publicación. Consulta a los ganadores aquí


324 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo